Google+ Followers

miércoles, 15 de enero de 2014

EUGENIO DEL MONTE: en qué monte te has metido.

Parece ser que Eugenio Del Monte, como se pseudonimoneó hace un tiempo mi amado amigo y caminante blanco Marcos Huáscar Sainz Bacherer, está jugando a las escondidas para enseñarnos a buscarnos a nosotros mismos desde la nostalgia de su ausencia.

Marciano: Te sigo la corriente a ver a dónde desembocamos...uno,dos,tres,cuatro,cuarenta y cuatro,treinta y uno,mil catorcequiniento,abrazoscientosentidos y amontonados esperándote!

Marciano: Ganaste el juego de las escondidas,perdimos la cuenta en la contadera...nos estamos inventando un numeral de risas y besos para cuando llegues. 

Marciano: Aparecé que este es tu mes, vos naciste en el mes que inaugura el año y cierra el primer mes de los años humanos!!!!  Te cuento que la tortuga del calendario maya no ayuda con la contadera ni la buscadera, está de floja...más lenta que nunca, dale aparecete. La próxima te hacemos contar a vos.


Marciano: Gracias por tu vida, tu luz en mis pasos...de conversatorios, jornadas culturales en barrios cruceños, reuniones longas para eslongar más las ideas alocadas, por retarme de alocada y fatiguilla, con la serenidad y firmeza de tu presencia,por el manual TEC 300 en los talleres de literatura de las Biblios, por tus lecturas jodorowskianas en plano creativo, por los cuentos de matambre, por las veladas con mariposas nocturnas, por el mate sin azùcar, por la vela azul y los pulgares haciendo el puente en el inicio de la meditación. 

El 31 de enero es tu cumple 44 y si no te dejás pillar...mmm, nos dejaremos pillar por tu alma montesca, amado marciano eugenio del monte.