Google+ Followers

viernes, 21 de septiembre de 2012

CELEBRO A SANTA CRUZ DESDE EL PLACER DE DIALOGAR DESDE LA LECTURA



El Placer de dialogar desde la lectura con los Clubes de lectura en Jorori y en las Bibliotecas Municipales de Santa Cruz.
Conferencia de Juan Murillo, sobre la obra de Mary Shelley "Frankenstein" en la Biblioteca del Plan Tres Mil.


En estos años de gestión pro lectura en los barrios de Santa Cruz, he podido observar que nuestros Talleres de Literatura y nuestros Programas de Lectura, permiten mejorar la calidad de vida de nuestros lectores (niños y jóvenes, y en algunos casos profesoras que han participado), porque disfrutan de las palabras, de su magia, aprenden a pensar más, a decidir por sí solos qué quieren hacer con sus vidas, qué quieren leer y qué no, a ir de Viaje al centro de la tierra con Julio Verne, a recitar los Versos del Capitán con Pablo Neruda, a reflexionar sobre la equidad de género con Los hombres necios que acusáis a la mujer de Sor Juana Inés de la Cruz y El país de las mujeres de Gioconda Belli; con estos programa de lectura, los niños y jóvenes descubren Lo bonito de ser feos con Roger Otero, reflexionan y ríen con las Pequeñas insolencias de Felipe Parejas; y si tienen sed, beben el Agua ilumniada de Gabriel Chávez, luego siguen conociendo Santa Cruz en un Sobrevuelo en la ciudad de los anillos con Oscar Gutierrez. Si queremos comentar la situación política y social del país, nos sumamos al equipo de El Duende y su camarilla de Oscar Barbery, para luego viajar a los Reinos dorados con Homero Carvalho y hacer versos Con-versos con Gustavo Cárdenas y sus Desapariencias.
Cuando quisimos conocer detalles y anécdotas de la Historia de Bolivia, nos dimos cita con Manuela mi amable loca de Carlos Hugo Molina, cuando quisimos conocer las razones de nuestra existencia como Santa Cruz, fuimos al encuentro de El señor del Dorado con Alcides Parejas.
Otro de los logros de estos talleres es haber divagado sobre La insoportable levedad del ser con Milán Kundera, haber conocido sobre la Santa Cruz de antaño caminando al lado de La Vírgen de las 7 calles con Alfredo Flores, haber oído las Memorias de una Vaca con Bernardo Atxaga. Cuando había uno que otro joven con ganas de llorar, leímos a Mafalda y aprendimos a reírnos de sus ocurrencias, y hasta surgieron nuevas ocurrencias de los mismos jóvenes y niños participantes.
El amor también llegó en estos talleres, en compañía de los versos de Gustavo Adolfo Bécquer, Alejandra Pizarnik, Pablo Neruda, Sara Cane, Yolanda Bedregal, Emma Villazón y sus fábulas de una caída, provocó que caigamos en un sinfín de reflexiones y nuevas lecturas. Por su parte Gioconda Belli y Las camaleonas de Giovana Rivero precipitaron a los participantes hacia nuevos paradigmas, hacia nuevas miradas de la vida y las relaciones hombre-mujer. También conocimos los avatares del desamor con María Dueñas en El Tiempo entre Costuras, y entramos a El Túnel de Ernesto Sábato para descubrir la magia de su narrativa y la locura de sus personajes, el Ruiseñor y la Rosa de Oscar Wilde nos hizo llorar y provocó que reflexionáramos sobre el valor que le damos a ciertas circunstancias de nuestras vidas.

Conocimos y reflexionamos sobre la libertad y sus excesos en El libro de la risa y el olvido de Milan Kundera; entramos en el terreno de la Locura y el amor con El Gato Negro de Edgar Allan Poe, y el Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde. Conocimos sobe ciertos destinos irreversibles leyendo a Edipo Rey con Sófocles y su fatalidad.
Exploramos el mundo de la inocencia y la fuerza del espíritu humano leyendo a Rimbaud y Baudelaire, con sus versos paseamos en el cielo-mente soleado de los jóvenes y niños, nos encontramos con sol-magia en sus lecturas e interpretaciones, y seguimos el vuelo hacia el infinito de nuestras humanas existencias.

Todo este mundo de talleres, de idas y venidas entre una biblioteca y otra, entre un barrio y otro, una comunidad y otra, va tejiendo espacios y sensibilidades que forjan una nueva mirada de nosotros mismos, una nueva generación de jóvenes y niños lectores, que además están escribiendo su historia desde la Escritura Creativa que se dispara en estos espacios a través de las lecturas y re-lecturas que hacemos de uno y otro autor, de una y otra vida que escribió las grandes obras de la literatura universal y las emergentes obras de la literatura nacional.